Un juego literalmente imposible ¡No te lo pierdas!

Hoy en día nos vemos inundados de vídeos juegos a tal punto que hasta lo naturalizamos. Pero no sólo de eso: contamos vía la web con un sinnúmero de información sobre los títulos, tutoriales, trucos, consejos y mucho más. Sin embargo, antes no era así, complicando mucho las cosas y más si había errores de programación. Este es el caso del Teenage Mutant Ninja Turtles, literalmente imposible de terminar. Te contamos todo aquí, como siempre ¡No te pierdas la nota!

a 1

Hay juegos difíciles. Esos que te rompes la crisma pensando una solución, saliendo de una trampa mortal o tratando, simplemente, de vencer a un enemigo poderoso. Perfecto: hasta ahí todo válido y más si hay posibilidad de bajar el nivel del juego, en tanto opción. Sin embargo, ¿qué pasa si es un simple error del título? Ahí la bronca e improperios arrecian. Más si eras un joven en 1989 y tratabas de pasar cierto nivel en el Teenage Mutant de las Tortugas Ninjas.

Sí, aunque suene curioso, para la versión de computadora, llegabas a un lugar con una de las criaturas verdes y siempre terminabas muriendo. Es que técnicamente el salto era imposible, ya que al hacerlo, un bloque ( de esos que se vislumbraban en Mario Bros) te daba en la cabeza y caías en el agua putrefacta. Eso una y otra vez, sin ningún tipo de cambio.

Y la realidad de esos años distaba mucho de la actual. Hoy en día, en medio de foros pletóricos de insultos, se soluciona con una simple actualización. En esa época semejante beneficio era imposible ¿La solución? Simplemente hacer trampa: Q, W, E, R, T, Y, U, y P eran las teclas necesarias para ser invulnerable.

Los muchachos de NES, desarrolladores del juego, por lo menos permitieron esa alternativa en una versión llena de problemas de sonido, jugabilidad y mando.  Una perlita histórica dentro de este mundo lúdico.

a 2

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.