GTA y sus secretos más bizarros

Uno de los grandes clásicos (porque ya a esta altura es así) es el Grand Theft Auto. ¿Quién olvidaría las misiones siniestras por San Andreas ? ¿Nadie se ha entretenido días enteros haciendo desmanes por la ciudad? Sus múltiples posibilidades, la realidad cruenta en muchas cuestiones, han atraído siempre. Sin embargo, aquí te contamos sobre sus “huevos de pascuas” o pequeños misterios que ha tenido la saga desde la versión III en adelante. Algunas cosas te sorprenderán ¡No te lo pierdas!

gta 2

En el GTA San Andreas seguramente te abocaste a las misiones y otras bondades del juego, pero seguro no sabías que en el monte, a lo lejos, había una especie de Yeti. No es chiste: no siempre aparecía, pero si ibas bien arriba de la montaña en medio de las tinieblas, ayudado por el propulsor, podías ver una estrambótica figura. No te quedaba otra opción que pelear, porque el animal o monstruo era difícil de matar.

Asimismo, en toda la saga se da mucho cierto humor áspero, tendiente a la sexualidad. Desde empleados de Cluckin’ Bell con escritos soeces en sus remeras hasta hoteles, donde al apagarse algunas de las habitaciones, las que quedaban prendidas formaban un jocoso falo.

En el Vice City podías encontrar algún periódico que rumoreaba que Elvis estaba vivo, pero como zombie. En el V, al ingresar al centro de la estatua de la libertad (sólo con helicóptero es posible), te topabas sorpresivamente con un corazón latiendo. Algo curioso, extraño, digno de la inverosimilitud de Silent Hill.

Pie Grande, el fantasma de la colina, duendes en poses pecaminosas y brutalidad policial son otras de las cosas dignas de sorpresa que te esperaban en las diversas ediciones del juego. Podemos imaginar a los desarrolladores muriéndose de risa al producirlas: algo llamativo, un agregado más, en un título tan entrañable para cualquier gamer de la tierra.

gta 1

 

 

Relacionados:
  • combinaciones para crear nuevos huevos en zombie tsunami

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*